La elección del nombre


 

Aunque quizá hayas decidido ya un nombre para tu cachorro, a continuación te ofrecemos algunas sugerencias:

 

  • Los nombres deben ser cortos. Es preferible un nombre de dos sílabas porque es breve y, por otra parte, no se confundirá con instrucciones de una sola sílaba, como “no” o “ven”.
  • Es importante ser coherentes. Todos los miembros de la familia deben utilizar el mismo nombre: no conviene emplear apodos ni variaciones que puedan confundir al animal.
  • Recompensa al cachorro por la atención y el reconocimiento de su nombre con palabras en tono cariñoso y con caricias.